martes, diciembre 12, 2006

La miseria del periodismo

“Hoy fue un día soleado”
-Jacobo Zabludovsky en el noticiero del 2 de octubre de 1968-


La miseria es desgracia, es pobreza, es mezquindad. La miseria del periodismo es la pobreza de información, la mezquindad en el juicio, la desgracia en la opinión. Un periodismo miserable es el primer paso a la dictadura. Y a México parece que le gusta la autoridad.

Es la toma de protesta del Sr. Felipe Calderón, y la televisión dice: “Se respira un ambiente tranquilo”, nadie más que algunos medios de acceso restringido y la televisión internacional le dedican más de 15 segundos a los 400, 000 ciudadanos que en el zócalo no están tranquilos. La televisión silencia el barullo que rodea al Sr. Calderón (el cuál de manera patética es obligado a auto investirse). Y en los días que siguen, el periodismo cae en la miseria.

Vemos a López Dóriga, Adela Micha y Loret de Mola formar una vergonzosa trinidad que sigue los peores vicios del Jacobo Zabludovsky del regimen priista. Vergüenza y más vergüenza. Vergonzoso es ver a Denisse Maerker sin reservas ni escepticismos al nuevo gabinete. Vergonzoso es ver a Ciro Gómez Leyva alabando las acciones de gobierno en Oaxaca. Vergonzoso es ver a López Dóriga recortando declaraciones de los miembros de la APPO. Vergonzoso es ver a Javier Alatorre encabezando una campaña torpemente orquestada para manchar la imagen de los que podrían ser sus más peligrosos competidores. Vergonzoso es ver a Televisa sacar de Sky el programa de Carmén Aristegui. Vergonzoso es ver al nuevo gobierno “castigar “con su indiferencia a un buen periodista como lo es Gutiérrez Vivó. Vergonzoso es escuchar a Ruiz Healy y a Pepe Cárdenas (aunque eso siempre ha sido embarazoso por tantas razones). La vergüenza del velo y el juicio rápido y reaccionario.

Como escribe Denise Dresser:

“Ese velo de nuevo allí, ante la pantalla, escondiendo la realidad y manipulándola. Con la complicidad de conductores que se llaman profesionales, pero no lo demuestran. Con el silencio de periodistas que deberían alzar la voz, pero no tienen la integridad o la valentía para hacerlo. Con el espaldarazo de comunicadores que no entienden el objetivo último de su trabajo; que no comprenden la misión de los medios en cualquier sociedad democrática…

Todo lo que no hacen esos conductores el 1 de diciembre cuando anuncian que Calderón “comienza con el pie derecho y con mano dura, como debe ser”…Todo el daño que le hacen a la sociedad al presentar propaganda parcial como si fuera información completa, sin el menor miramiento.

La credibilidad que pierden quienes se prestan al juego de desinformar al país con tal de “salvarlo”. Porque eso es lo que argumentan quienes creen que lo que se hizo y se sigue haciendo es válido. Necesario. Indispensable. Patriótico. Hay que cerrar filas ante el golpista, dicen. Hay que eliminarle espacios a la oposición cerril, dicen. Hay que evitar el golpe de Estado desde la calle, promoviendo el propio desde la televisión, dicen. Hay que evitar el naufragio del próximo gobierno, eliminando de la pantalla todo aquello que lo cuestione dicen. Hay que impedir el veto a la toma de posesión, vetando informativamente a sus instigadores, dice. Hay que acabar con una posición inaceptable en un país democrático con métodos antidemocráticos, corean.”


Y al hacer todo eso, los periodistas se hacen un poco más miserables. Vendiendo sus conciencias por espacios. Alineándose, aplaudiendo al unísono. Vergüenza y más vergüenza. Vergonzoso es ver un spot diciendo que “México es de todos”, cuando en realidad quieren decir es que México es de ellos y nos fregamos todos. Vergonzoso es ver en cada programa, en cada partido de futbol, en cada espacio a sus empleados clamar por la “paz y la unidad”, cuando lo que en realidad quieren es aplastar a los que no piensan como ellos. Vergonzoso es oír a un diputado panista(diputado Mentiroso ) calumniar a la educación pública sin que nadie le muestre la extensión de su ignorancia.

La miseria del periodismo es la miseria de la democracia. Cómo se puede pedir objetividad e imparcialidad si prácticamente todo espacio informativo es poseído o controlado por un duopolio. Cómo pedir valentía de quienes trabajan para cobardes. Cómo pedir integridad cuando lo que se juegan es la carrera profesional. Una idea no puede ser correcta si está basada en la mentira.

Quisiera concluir con Dresser:

“Porque el periodismo del cual se enorgullecen quienes lo practican se nutre de la crítica justa e inteligente, no al revés. Porque la censura-como escribiera Bernard Shaw- existe para prevenir que alguien rete a las concepciones prevalecientes y a las instituciones existentes. Pero el progreso se da con el reto a las concepciones prevalecientes y las instituciones prevalecientes. El progreso ocurre cuando “Hoy fue un día soleado” es reemplazado por la realidad de un país que la asume como tal”.


Fernando Velázquez

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo, creo que el hecho de ser una figura pública que se dedica a informar, cuya palabra penetrará a millones de casas y millones de personas, debiera ser lo suficientemente responsable como para informar de manera objetiva. Aquí no se trata de lo que se quiere o no, se trata de una responsabilidad inherente.

Kix

Ya lo decía el tío de Spiderman: un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Lorena dijo...

Pues si, y si tomamos en cuenta la ética profesional, pues todos estos individuos evidentemente no tienen ninguna. Es una pena que a veces tengamos mejor información la gente que estamos fuera del país que en el país mismo. El periodismo ha involucionado y de la peor manera en nuestro país, a mi me daría verguenza ser comunicador y no comunicar nada, es mas decir mentiras, eso todavía es peor, distorcionar la realidad, que irresponsabilidad. Siento que esto es solamente síntoma de que algo feo y muy feo está por pasar en nuestro país todavía.
Saludos!
Lorena
http://rincon-lorena.blogspot.com/

control_zape dijo...

De acuerdo con tu post. No es bueno que los encargados de informar sean tan acríticos en aras de "llevar la fiesta en paz". Creo que son totalmente contraproducentes los spots de por un méxico unido. Parecería que la opinión distinta y diversa y la crítica fueran delitos y traición a la patria, cuando es claro que hoy más que nunca necesitamos esas características para que no nos lleven al baile.

pd. De acuerdo a la nota de la jornada sí hubo reporteros que le reviraron al diputete mentiroso.

JASO dijo...

Ayer leía un artículo en Selecciones del periodista del diario Z de Tijuana, Jésus Blancornelas.

Es de lamentarse lo que le ha costado decir e informar la verdad sobre el narco y que en este país si no te vendes tu vida corre peligro. Aunque claro, en el caso de Televisa y Azteca es más por intere$e$ que por miedo alguno.

Saludos Fernando.

mathcons dijo...

kix: una de las ironías más grandes que he oído es que a López Doriga le dicen "el teacher".

lorena:ojala, por el bien de méxico, tu funesto presentimiento no se haga realidad.

control_zape:tienes razón, en el calor del momento hubo por lo menos tres reportes que le revirtieron varios de sus argumentos. Aún así, el tiempo que se dedicó en los medios a estas mentiras fue muy poco, al igual que los espacios concedidos a las protestas de la comunidad cultural por los recortes en su area.

jaso: falleció Jesús Blancornelas, un periodista de verdad. Mi respeto a su obra, ojala otros espacios aprendieran de su trabajo.

a todos: gracias por sus comentarios.

un abrazo,
fernando velázquez