lunes, agosto 07, 2006

LA DOBLE MORAL

En tiempos donde la decisión de 7 magistrados de contar un poco menos de 10% de los votos emitidos por los ciudadanos mexicanos el pasado 2 de julio, donde la gente pide aún el conteo voto por voto, casilla por casilla y lo hace sentir realizando diversos actos de resistencia civil pacífica a nivel nacional, (el más vistoso realizado en el centro del Distrito Federal, específicamente en la avenida principal Paseo de la Reforma) llama mucho la atención la molestia que externan los ciudadanos a este bloqueo y el engrandecimiento de los hechos provocado por los medios de comunicación al servicio del poder federal en turno.

Es de admirarse cuando existen reclamos fuertes a una injusticia, una injusticia como podría ser la privación del libre tránsito, pero, ¿Donde queda el alzamiento de voces cuando se carga una deuda de banqueros a los ciudadanos mexicanos, pobres y ricos?; cuando un gobernador tiene como amistades y protegidos a pederastas y delincuentes que mermaron la libertad de expresión y secuestraron a una periodista que alzaba su voz mediante el poder de las letras a una injusticia enorme contra niños y niñas mexicanos; cuando se descubre que el ex gobernador del Estado de México se había enriquecido ilícitamente; cuando los policías que desalojaron Atenco realizaron una cantidad enorme de atropellos a los derechos humanos fundamentales de hombres y mujeres; cuando las mujeres en Ciudad Juárez siguen desapareciendo sin que se ataque el problema de fondo; cuando al gobierno federal y estatal de Oaxaca les importa nada solucionar el problema que los está llevando a la ingobernabilidad del estado. ¿Donde queda ese alzamiento de voz en contra de todos esos atropellos?. ¿Es más grave el cierre de Paseo de la Reforma o la violación de niños y niñas por pederastas protegidos por la ley?, ¿Por qué los actores políticos que critican el bloqueo no alzan la voz para reclamar esto?. ¿Por qué no nos inconformamos con nuestro claxon (como lo hacen muchos automovilistas que circulan cerca de los campamentos de Reforma), al pasar al lado de un niño de la calle el cual no tiene cubiertos sus derechos de salud, educación y vivienda?. ¿Por qué cotidianamente los encargados de “predicar la palabra de Dios” se pronuncian en contra de la inestabilidad económica, de los bloqueos, del populismo?. Son los primeros en tener una doble moral ya que no han hablado a favor de castigos ejemplares para “los siervos del señor” que han incurrido en actos de violaciones sexuales. Antes de abrir su inmaculada boca deberían recordar “A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”.

No basta darnos golpes de pecho argumentando que Andrés Manuel López Obrador nos llama corruptos por las inconsistencias de la votación para presidente del 2 de julio, el mensaje no va dirigido a todos los mexicanos, es para aquellos que pagan mordida a los policías, aquellos que sin ningún miramiento colocan diablitos para no pagar el servicio de energía eléctrica, agua, televisión por cable; a aquellos que no les importa su país, ya que usan cualquier oportunidad para tranzar, que esperan a altas horas de la noche para tirar su basura en la calle, a estos a los que me refiero, les pido no darse golpes de pecho por las palabras de Andrés Manuel López Obrador, ustedes mismos saben que no se han conducido de manera correcta como ciudadanos mexicanos.

¡No a la doble moral!, parece muy fácil pasar por campamentos de gente que apoya a Andrés Manuel López Obrador y vociferar cualquier cantidad de bellas palabras aprendidas en sus centros exclusivos de educación privada, pero hay que usar un poco la cabeza para recordar que es un pequeño precio que debemos pagar todos para construir una verdadera democracia, recordemos que lo que se pide en los campamentos es un conteo voto por voto, conteo que el 70% de los mexicanos apoya.

Ya que el conteo voto por voto es apoyado por la gran mayoría de los mexicanos y no solo por la gente que está viviendo en los campamentos, les recuerdo que: “Los inconvenientes son temporales, los beneficios, PERMANENTES”, DEMOCRACIA EN CONSTRUCCIÓN.

Julio Orozco Santos Coy

3 comentarios:

BRENDA dijo...

Desgraciadamente, la gente para quien va dirigido el mensaje no tiene el nivel de conciencia para reconocer sus faltas civiles, aceptarlas seria aceptar que son el cáncer de la sociedad con sus malos ejemplos y su cinismo desbordante. Conciencia es lo que falta en este país, conciencia, y hasta que la sociedad ignorante no se lleve al país entre las patas tocando fondo las condiciones y calidad de vida seguirán siendo las mismas.

Me queda la esperanza de que aquel que defiende mi voto, de igual manera defenderá mis ríos, mis árboles, mis bosques, mi gente y mi país.

Torales dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Torales dijo...

cada día que pasa, respeto más este movimiento y a sus defensores