miércoles, noviembre 29, 2006

Al diablo con la igualdad

Al parecer en Gran Bretaña las cortes étnicas y religiosas ganan terreno. Hay tribunales civiles que arreglan asuntos internos de las comunidades islámicas y judías.

Algunos académicos piensan que estos sistemas legales “alternativos” son el resultado inevitable del multiculturalismo. Tribunales que a pesar de ser voluntarios, son religiosos.

¿Tiene alguna relación con México?

Ahí están los intentos de crear un mundo aparte, en coherencia con su visión poco racional del mundo, para grupos fundamentalistas.

“Ante la jerarquía católica, el panista Felipe Calderón asumió el compromiso de luchar por que en el artículo 24 de la Constitución se cambie la frase “libertad de culto y creencias” por libertad religiosa, por que (ésta) se plasme como derecho humano. Tras ese compromiso, no va a ser ningún problema alcanzar tan anhelado paso”.

-Presidente de la Conferencia del episcopado Mexicano, Carlos Aguilar Retes.La Jornada, 18 de Nov 2006.

“…me manifiesto contra la Ley de Sociedades de Convivencia, pues va contra la naturaleza humana.”

-Subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Lauro López Sánchez. Notimex, 19 de Noviembre, 2006.

¿La religión como derecho humano?

¿El derecho de no ver homosexuales besándose es lo que sigue?

¿El derecho “natural y divino” del hombre para poseer a la mujer, después?

¿El derecho “humano” de la Iglesia para crear el monopolio colectivo del pensamiento como broche de oro?

Rechazar el Estado laico bajo la premisa de que pisotea mi derecho a creer en cualquier estupidez (ya sean carpinteros, pastores, revelados, reencarnados y demás personajes de ficción) es producto de un muy mal arreglo y disposición para pensar. Es una manera egoísta e intolerante de racionalizar la estulticia propia.

El Estado laico como producto del raciocinio político y social es la solución más efectiva para contrarrestar las pretensiones malsanas de la religión por la autoridad y el control. El ataque al Estado laico es totalmente ilógico, divisorio y peligroso. Pero después de todo, qué más podemos esperar de esos que ofician misa y de aquellos que van todos los domingos a oírla.

Por cierto, la idea de la religión como derecho humano es aberrante. Por el contrario, debería ser derecho humano no ser contaminados desde la tierna infancia por ideas ignorantes productos de épocas más desafortunadas y primitivas, el derecho al pensamiento independiente, libre de prejuicios y mentiras.

Fernando Velázquez

Fuentes:
http://news.bbc.co.uk/1/hi/magazine/6190080.stm
Proceso 1569

10 comentarios:

dull dijo...

la palabra libertad es de dimensiones extensas
muy pocos valoran el significado de esa palabra y su importancia.

Bastante oportuno tu post
un saludo

Pereque dijo...

Muy oportuno, pero hay cosas con las que no estoy muy de acuerdo. Creo que la religión es un derecho legítimo, incluido en el de libertad de creencia. Creo también que los padres de familia tienen derecho a educar a sus hijos como consideren conveniente: si aceptan o rechazan los servicios del Estado o si aceptan o rechazan los servicios de las iglesias, es su decisión. Es como decir que un niño tiene derecho a no ir a la escuela porque una vez adentro van a indoctrinarlo con la ideología oficial de su Estado. Naturalmente, esta forzosa imposición ideológica sobre los niños debe verse moderada por el derecho a la información y por la educación, que permitan al ya adolescente o adulto formarse una visión completa del mundo y decidir, ahora sí, si se queda con lo que recibió de niño o lo cambia por otra cosa.

Lo que sí acepto es la primacía y conveniencia del Estado laico. Cuando se habla de "libertad religiosa", me parece que la mayor parte de la gente entiende una cosa radicalmente distinta de lo que la Iglesia católica quiere decir. Para la mayoría, no existe diferencia fundamental entre "libertad de creencias" y "libertad religiosa", pero ya hemos visto que lo que la Iglesia quiere es libertad para imponer su religión usando las instituciones del Estado. Eso es inadmisible.

Si un padre o una madre quiere darle educación religiosa a su hijo pero no puede pagar un colegio religioso privado (¿por qué ya no hay escuelas religiosas públicas? Me acuerdo que en la Colonia había), la Iglesia debería proporcionarle los medios para la catequización del niño. Ese asunto de la "libertad religiosa" y demás sólo enmascara la pereza e incompetencia del clero para la que debería ser su labor principal, la evangelización.

Saludos, P.

mathcons dijo...

dull: gracias por la visita.

Pereque: Me parece que no hay desacuerdo alguno. La libertad de creecia y culto es un derecho legítimo y ni en mis fantasías más guajiras plantearía siquiera la prohibición a creer y expresar esa creencia. Pero dificilmente veo cómo podría decirse que es un derecho humano cuando los principios básicos en los que se basan los últimos son: libertad, igualdad, fraternidad y no discriminación. Siempre ha visto como un abuso imponer esa clase de pensamientos a los niños, un abuso a sus mentes. A riesgo de parecer un poco exagerado dejo la siguiente analogía: el sexo no es perverso pero la pederastia si.El derecho de los padres a educar a sus hijos como mejor les convenga también tiene sus límites; de lo contrario no existirían instancias como la Procuraduría de la defensa del menor y la familia.
Por otra parte, las razones para que no haya escuelas públicas religiosas pueden ser varias. Pero personalmente encuentro que una de las más poderosas es el de neutralidad. El respeto a la diversidad ideológica. Si las hubieran, cuántas tendrían que haber para ser realmente representativas de la población:
88% católicas
5% Protestantes y evangélicas
2%bíblicas no evangélicas
3.5% laicas
1% para testigos de jehová
0.05% judías
etc
¿cómo las repartirías?
¿En las católicas y evangélicas enseñarían la teoría de la evolución?
¿Cómo enseñarían biología las escuelas públicas judías?

un abrazo,
fernando velázquez

JASO dijo...

Hola Fernando.

Creo que cuando Pereque dice los padres tienen derecho de educar a sus hijos de la forma que ellos crean es la más conveniente, va implicito que este derecho esta limitado a no transgredir las leyes mexicanas. Como en tu respuesta, con la analogía lo mencionas.

Tal vez peque de ignorante pero no veo la diferencia entre un derecho legítimo del hombre y un derecho humano y tampoco veo en que forma se contrapongan los principios básicos que mencionas cn la "libertad de creencia y culto".

O tal vez lo mencionas por el de igualdad, que al menos por parte del estado que se supone laico, no se esta cumpliendo (lo retratas bien con las notas.)
Por otra parte entiendo el punto que mencionas, en cuanto a contaminar las mentes de los pequeños, Pereque dice que después tendrán o deben tener el derecho a la información y formarse una visión personal y crítica. Pero ¿No es alarmante la "ventaja" del pensamiento que se le inculco durante 12 o 15 o más años al infante ante el pensamiento crítico?

Saludos, muy interesante entrada.

mathcons dijo...

jaso: la diferencia a la que me refería con lo de los derechos se refiere a la diferencia entre un derecho constitucional(un derecho legítimo, como sería la libertad de culto) y un derecho humano(un derecho inalienable, como sería el derecho a la dignidad o a la educación). Los derechos constitucionales pueden abarcar mucho más de aquellos a los que se entiende como humanos (como el voto o el derecho a embriagarse).
Entonces de ahí viene mi oposición a considerarlo un derecho humano. Pues ponerlo en esa categoría es sólo una trampa bien disfrazada cuyo objetivo es regresar al Estado de tintes teocráticos anterior a la Reforma. Si se garantizara como un derecho humano, ¿cuáles serían las obligaciones del Estado para garantizarlo?
-¿un ministro por cada escuela, cárcel, hospital, etc.?
-si un padre de familia no quisiera introducir a su hijo en ninguna creencia organizada, ¿podría ser denunciado como el padre que golpea de manera salvaje a sus hijos o el maltrato psicológico que todavía sufren muchas mujeres de nuestro país?
-¿Cuánto pagaría el gobierno a las instituciones de enseñanza religiosa?

un abrazo,
fernando velázquez

Antonio dijo...

Saludos Fernando,
Creo que fuera de matices por conceptos, tanto tú como Pereque y Jaso coinciden en que debe existir libertad de creencias religiosas y que la educación impartida por el estado debe ser laica. El punto de desacuerdo es relativo a la libertad de los padres creyentes o no para transmitir a sus hijos sus creencias. Y es un punto muy complejo. En lo personal creo que los padres deben tener esa libertad pero no deben tener permitido oponerse a una educación crítica y científica en las escuelas ¿Es un contrasentido? Tal vez, pero el problema principal radica en que en nuestras sociedades actuales, la mayoría es creyente. Difícilmente una minoría podría imponer la prohibición religiosa a una mayoría sin generar conflictos sociales serios.

Más complicado es el caso de familias en las que el padre y la madre tengan diferentes creencias como ocurre en mi caso, que soy agnóstico y mi esposa es católica.

Un Abrazo

JASO dijo...

Fernando: Es cierto. No caí en la cuenta de esa interpretación de "derecho legitimo".

Al final, como apunta Antonio, todos coincidimos por una edcuación y un estado laico.

Saludos.

Lorena dijo...

hola, en principio tambien rechazo lo de la religión como derecho humano, como bien dices es como volver a los tiempos antes de la reforma. Por otro lado, respecto a lo que mencionas al principio de que en Inglaterra existen ahora diferentes cortes religiosas y étnicas, es un tema todavía bastante controvertido en europa, aún cuando el reino unido a permitido esto, la mayor parte de los paises europeos no lo ven con buenos ojos, como principio si cualquier inmigrante llega a vivir a Suecia (por ejemplo) y cometiera algún delito, solo se utilizará una justicia, la del estado, asi que me parece bastante razonable estos cambios en Inglaterra, ya que de esta manera se puede mantener una "armonía social", sin embargo son leyes que están a prueba y aun no sabemos cual será la consecuencia del uso de ellas.

mathcons dijo...

antonio: gracias por la visita, concuerdo en que el terreno común que todos expresamos es la primacía y conveniencia del Estado laico.
También concuerdo que es díficil, e indeseable, imponer un cambio que modifique las fibras íntimas de la sociedad, por muy razonable que sea. Vemos situaciones así en la oposición a las Sociedades de Convivencia; pero también las hemos visto muchas veces en el pasado: la educación laica, el derecho al voto de la mujer, prohibición de la esclavitud, etc.

Lorena: en efecto son leyes que están a prueba pero espero que su éxito traigan más legislaciones progresistas, como el derecho de la mujer al aborto.

un abrazo,
fernando velázquez

Anónimo dijo...

hola, respeto tu punto de vista, pero debes dar gracias a que tus pensamientos puedan fluir por esta vía, ello todo haciendo uso de la libertad que desprecias para los que piensan y viven diferente a ti, crees que tienes la verdad y crees en tu verdad, pero no eres el unico, todo ser humano en el mundo que tiene su propio pensamiento, creencia es como tu, y quiere ser libre en su "estupidez", no eres el unico que tiene derecho a decir lo que quieras, pensar como sólo tu puedes hacerlo y creer en el estado en que quieres creer, entonces da gracias por la libertad que te da el estado en que vivís.-