miércoles, mayo 24, 2006

¿Por qué no soy cristiano?

“La más común de las locuras

es creer apasionadamente en

lo palpablemente falso”

H.L. Mecken


Para Alba Marina, que tu mente fecunda y libre sobreviva a los convencionalismos.

Esta vez quise rendir homenaje a la famosa lectura que dio Bertrand Russell a la Sociedad Secular Nacional en 1927. Los puntos expuestos por Russell tienen la misma validez que tenían hace ya casi 80 años.

Ser cristiano presupone dos enunciados difíciles de probar. El primero es que hay un dios. El segundo, debes tener una especie de creencia en Cristo. Ésta va más allá de la creencia totalmente gratuita de un Jesús histórico (noción hartamente rebatida por varios historiadores y que posteriormente discutiré); esta creencia requiere la asimilación de cristo como una persona de cierta superioridad moral o una claridad mental superior.

Los argumentos a los que normalmente recurren los teístas se centran principalmente en 5 (excluyo aquí aquellos de naturaleza egoísta como los de consuelo o auto complacencia):

-Argumento de la causa primordial: Este dice que todos los procesos observados tienen una causa, siguiendo este tren de razonamiento al final de la cadena es necesaria una causa que lo produzca todo, y a esta causa la llamamos dios.

Este argumento no tiene la misma fuerza desde el advenimiento de la mecánica cuántica y sus fenómenos poco intuitivos. Por otra parte, el argumento en si es producto de una mente corta en extremo, las relaciones causa-efecto no son tan comunes, más bien son producto de la mente humana con un cerebro especializado en la búsqueda de patrones (aún cuando estos no existan).

El argumento en si, es sencillo de derrumbar. Si todo tiene una causa entonces dios mismo debería tener una causa; si admitimos que dios no necesita causa entonces tampoco es necesario que lo demás la tenga y así se cae en un final contradicción. En un universo sin dios éste parece ser necesario, y en un universo con dios, éste no es necesario.

-Argumento de la ley natural: Era el argumento favorito durante el siglo XIX, siguiendo principalmente la cosmogonía de Newton. Este dice que puesto que observamos uniformidad y orden, y que a estas uniformidades llamamos leyes, entonces es necesario un legislador universal y a este legislador llamamos dios.

Lo primero a mencionar es que este argumento surge de una confusión entre la ley natural y la ley humana, nada indica que una ley natural deba ser producto de un legislador.

Por otro lado, gran parte de lo que llamamos leyes naturales son sólo convenciones humanas. Cada vez que nos acercamos más a la naturaleza íntima del átomo, todos estos convencionalismos parecen desaparecer. Las nociones clásicas y deterministas de tiempo, espacio y energía son violadas casi de manera sistemática a nivel subatómico, una visión caótica que no existía en el siglo XIX. Por lo que sabemos ahora, eso que llamábamos leyes naturales no son más que los promedios de los comportamientos de todas las partículas subatómicas.

Si estás dispuesto a ignorar lo anterior y afirmar que en efecto debe haber un legislador universal, entonces surgen preguntas incómodas como: ¿Por qué estas leyes y no otras? ¿Por qué podemos recordar el pasado pero no el futuro?. Si dios hizo estas leyes por mero gusto entonces hay algo que no está sujeto a estas leyes y hasta ahí llega este argumento. Si por el contrario, argumentas como hacen muchos ortodoxos, que este es el mejor universo posible, entonces debes admitir que dios está sujeto a estas leyes y entonces no hay ganancia alguna en introducir un intermediario puesto que no es el máximo legislador.

-Argumento del diseño: Este argumento es el más vago y confuso de todos. En este se afirma que todo en el universo parece ser diseñado para que nosotros pudiéramos vivir en él. Como es evidente, este argumento es en extremo antropocéntrico.

Actualmente, los científicos libran una batalla encarnizada contra partidarios de este argumento, el cual quieren introducir como una alternativa a la evolución. El argumento es vago porque requiere una serie de condiciones que sus partidarios no parecen dispuestos a aclarar (entre ellos una definición completa de lo que para ellos es un sistema complejo).

Basta decir que este argumento ignora por completo la función de la evolución. El mundo no parece diseñado para nosotros, más bien nosotros estamos adaptados al mundo. Cuando las condiciones cambien y no nos podamos adaptar con las suficiente rapidez, entonces ya no nos parecerá tan “inteligentemente diseñado” y acabaremos por extinguirnos. El argumento del diseño parece decir: “La nariz está específicamente diseñada para que ahí pudieran colocarse lentes” (lo cual por supuesto es una tontería).

-Los argumentos morales para dios: Este fue concebido por Kant. Mientras que en otros temas podía mostrarse escéptico, en lo que respecta a la moral, Kant mostraba una fe ciega en los absolutos morales que probablemente adquirió en el seno materno. Una forma de expresar este argumento es que no existiría bien o mal si no hubiera un dios; por supuesto que mucho puede discutirse sobre las aparentes diferencias entre lo que consideramos bueno o malo. Pero abordemos el asunto de una manera más sencilla, si el bien y el mal existen por voluntad divina entonces puede decirse que para fines prácticos, para dios no hay una diferencia significativa entre el bien y el mal, y si así es, entonces es más bien lógico suponer que tal diferencia no existe. Si afirmas que las acciones de Dios son todas buenas entonces debes estar dispuesto a admitir que la naturaleza “bondadosa” de dios es anterior a su existencia, y de nuevo, es un argumento que sólo introduce un intermediario innecesario.

Los teístas se defienden muy bien al decir: “Los caminos de dios son misteriosos”. Es una defensa aburrida y que para variar no explica absolutamente nada.

-Argumento de la justicia: Es necesario un dios para traer justicia al mundo. Este mundo está lleno de injusticias, de ironías y dolor. Es necesario un dios que balancee estas injusticias en un mundo posterior a éste.

Este argumento es el consuelo de los tontos.

Sobre la naturaleza moralmente superior de Cristo se pueden objetar un puñado de cosas. Tal como lo describen los evangelios, el carácter de cristo es contradictorio.

No es posible decir que alguien profundamente humano pueda enseñar el castigo del sufrimiento eterno en el infierno, y posteriormente decir “No juzgues o serás juzgado”. A pesar de que sus máximas pueden ser muy populares, el Cristo de los Evangelios es en extremo intolerante (después de todo era un profeta) y prejuicioso.

Otra detalle del cristianismo se refiere a la existencia misma de Cristo. La naturaleza divina e inmortal de cristo no fue introducida al mito cristiano sino muy entrados los primeros siglos después de nacido el movimiento cristiano. Incluso san pablo, tenía una visión más bien mítica de cristo, más acorde al mundo imaginario donde vivían y peleaban los dioses romanos (en los que él mismo creyó).

La idea de que el cristianismo pudiera haber empezado sin un Jesús histórico empezó a flotar por primera vez a fines del siglo 18 entre ciertos filósofos de la revolución francesa. En Alemania, unas décadas después, D.F. Strauss y Bruno Bauer fijaron una base para la teoría etiquetando mucho de la historia de Jesús como "Mitología" y los evangelios como "invenciones literarias" ; Bauer llegó a dudar de la historicidad de Jesús. Pero fue a la vuelta del siglo 20 que el examen detallado del tema empezó con seriedad. Desde entonces unos pocos académicos respetables en cada generación han negado totalmente cualquier existencia para el Jesús de los Evangelios: entre ellos J.M. Robertson en Gran Bretaña, Arthur Drews en Alemania, Paul-Louis Cvouchoud y Prosper Alfaric en Francia, seguidos por muchos otros. Más recientemente, G. A.Wells, Profesor de Alemán en la Universidad de Londres (ahora retirado), ha publicado cinco libros sobre el tema, una reveladora disección de la literatura Cristiana, especialmente de los Evangelios, que revela cuán vaporosa y evasiva es la base histórica que yace detrás de la historia de Jesús de Nazaret.

Como ya he escrito anteriormente, la creencia en cristo o en cualquier clase de dios es impermeable a la duda. Las religiones son aceptadas por motivos emocionales, por una necesidad de creer que hay alguien poderoso cuidando nuestras espaldas y calificando nuestros aciertos. Pero principalmente, los dioses son aceptados por miedo, miedo a mirar el mundo tal como es, para crear espejismos de cómo queremos que sea.

Como escribió Russell, es hora de acabar con ese miedo. En este mundo hay bondad, maldad, belleza, atrocidad. Es hora de conquistar el mundo con inteligencia. La idea de dios es producto directo de los despotismos orientales. Es una idea estéril. Un buen mundo necesita conocimiento, compasión y valor; no necesita el anhelo del pasado ni la revalidación a ultranza de las palabras dichas mucho tiempo atrás por hombres ignorantes. Se necesita una visión valerosa y una inteligencia libre. Se necesita esperanza en un futuro, no el regreso a un pasado ya muerto, que será sobrepasado ampliamente por el futuro que nuestras inteligencias pueden crear.

Fernando Velázquez

7 comentarios:

Antonio dijo...

Saludos,

Yo considero las religiones como seguros de muerte. Aun cuando la ciencia pudiera resolver todos los problemas de la humanidad, vamos a tener los siguientes:

- La ética
- La trascendencia

Podemos decir que el problema ético puede resolverse con educación pero esto no pasa de ser una hipótesis solo probada a nivel individual.

Hablando de Russell, en su libro "Panorama de la ciencia" cierra con lo siguiente:

"Una nueva perspectiva moral es necesaria, en la que la sumisión a los poderes de la naturaleza sea reemplazada por lo que tiene el hombre de mejor. Mientras exista esa moral, la ciencia que ha librado al hombre de su cautiverio de la naturaleza podrá proceder a librarle de su cautiverio de sí mismo. Existen peligros, pero no son inevitables; y la esperanza en el futuro es, por lo menos, tan racional como el temor."

El asunto de la muerte es mas difícil de afrontar y la solución rápida es la religión. No te preocupes por lo que te va a pasar, nada mas pórtate bien y cuando te mueras deja todo en manos del gran jefe.

Un Abrazo

Pato Pascual dijo...

Esto te va a parecer contradictorio.
Soy un cristiano convencido, pero me encantó tu artículo.
Conocía la postura de Rusell, pero nunca escuche nada de ella a profundidad. Me gustaría aprender un poco más de ella.

Yo soy de la convicción de que hay otras razones por las cuales ser cristiano. Pero tomaría toda un libro decirlo.

Quiero estudiar más la postura de Russell.

carlos arroyo cipriano dijo...

MUY BUEN ARTICULO. QUE HUBIESE PASADO SI HUBIERAMOS NACIDO EN EL MEDIO ORIENTE, O EN EL ORIENTE, SERIAMOS CREYENTES DE ALA O DE CUALQUIER OTRO DIOS. LOS MUSULMANES LOS BUDISTAS ,ETC. NO PODRAN ENTRAR EN EL EDEN DEL DIOS CRISTIANO...

Alberto Carrillo dijo...

Hace muchos anios lei la obra de Russell, pero esta sirvio para hacer aun mas solida y profunda mi fe cristiana. No olvidemos que Cristo vivio hace nada mas que 2000 anios (Para la historia no es mucho tiempo), su vida fue profetizada muchos anios antes de su nacimiento por varios profetas, siendo el que mas escribio Isaias quien dijo entre otras cosas que naceria de una mujer virgen. La virgen Maria no era casada cuando nacio Cristo, yo le preguntaria a Russell como hizo Cristo para nacer de una mujer virgen en una epoca en la que una mujer era muy mal vista por parir sin ser casada. La palabra de Cristo es reconocida hasta por los que no son Cristianos, como una obra de gran sabiduria, alguien puede creer que los apostoles (que eran publicanos, pescadores,etc.) fueron capaces de inventar sus ensenianzas ?. Por ultimo la resurreccion, yo no tengo ninguna duda que Cristo resucito, cuando Cristo fue crucificado los apostoles lo negaron por temor, pero la historia nos dice que a partir del tercer dia cambiaron, dejaron de negarlo, predicaron y por esto fueron perseguidos y asesinados. Que fue lo que sucedio al tercer dia despues de la muerte de Cristo, que prdujo este gran cambio ? Los apostoles tienen que haber visto a Cristo resucitado y perdieron todo temor a la muerte por que si Cristo resucito entonces ellos tambien resucitarian.

Lazaro dijo...

miren, no se ofendan, pero la verdad esto me parece como el cuento de la caperucita. La historia dice que la caperucita fué a ver a su abuelita ¿y quien puede negarlo? ¡De hecho el lobo casi se la come! y si el lobo se comió primero a la abuela, entonces ella no pudo haber inventado la historia... Es así de simple.

La verdad es sencilla, evidente y elegante para quien sigue un pensamiento lógico como el Russel. Y para la lógica no hay vueltas ni traspiés, simplemente es o no es.

Alberto dijo...

La biblia fue escrita por hombres pero dirigidos por Dios. Este maraviloso libro fue escrito por mas de 40 hombres (la mayoría nunca se conocieron entre si) durante aproximadamente 1600 años en tres continentes distintos en tres idiomas diferentes, sin embargo cuando uno junta estos 66 libros, estos encajan perfectamente como las piezas de un rompecabezas donde encuentras el pasado el presente y el futuro con innumerables profecías cumplidas. Como puede explicarse que gente que no se conocia entre sí y que vivieron en diferentes épocas, en diferentes continentes, con diferentes oficios pudieran escribir cada parte de este gran libro tan perfecto en su unidad. Desde Génesis hasta Apocalipsis este libro trata sobre la separación del hombre de Dios y de la reconciliación del mismo con Dios a travez de su hijo Jesucristo; y por ultimo la biblia es el único libro que tiene el poder de cambiar vidas, ¿Por qué es así?. La respuesta es simple : por que es la palabra de Dios.
En Juan 5:39 el Señor Jesús dijo: Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y tambien dice en: 2 Timoteo 3:16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia....
deberiamos leer tambien la biblia, no una si no cuantas veces sea posible (alli estan todas las respuestas) y estoy seguro que habrian mas creyentes.
No olvidemos que la historia del mundo se divide en dos : antes y despues de cristo.
La vida de cristo es impresionante, cuando Poncio Pilatos le pregunta tu eres hijo de Dios, Cristo responde TU LO HAS DICHO PONCIO, (Otro hubiera dicho: claro, si, pues claro,etc) o cuando lo acusan de blasfemia por decir que el reino de Dios era como un grano de mostaza, es impresionante lo que responde y como hace la maravillosa analogia.
Cuando era ninio le pregunte a mi padre (vaya que pregunta) Padre, Cristo era hijo de Dios o no ?, mi padre sonrio (yo tenia siete anios, explicar a un ninio este tema es complicado) y me conto algunos pasajes de la biblia : las profecias de Isaias, el nacimiento de cristo, y el cumplimiento de las profecias en la vida de Cristo y al final yo lo miraba con mis siete anios, sin entender mucho, y termino diciendo : Mira, SI CRISTO NO FUE HIJO DE DIOS, VERDADERAMENTE MERECIA SERLO. Entendi con mis siete anios, claramente el mesaje : Cristo era el hijo de Dios, la luz y el camino.

Si crees firmemente en tu corazon, que Jesus es el senior, que vivio entre nosotros, que fue crucificado y que al tercer dia resucito, SERAS SALVO.

David dijo...

La mayor parte de los discipulos del Señor Jesús murieron sacrificados por no negar lo que ellos sabian por haberlo visto con sus propios ojos.
Amigos, alguien puede vivir por una mentira pero nadie muere por ella.
Entregale tu corazón al creador del universo lee la palabra de Dios busca una iglesia cristiana donde se predique la sana doctrina y querido amigo cuando te enteres de que habla la biblia y del maravillosos plan de Dios entonces entenderas la vida y el proposito de tu existencia. En la escritura dice:
Romanos 1:
20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.

22 Profesando ser sabios, se hicieron necios,

Mis amigos no dejemos que esto nos susceda seamos humildes con la verdad y dejemos que Dios nos diga cual es su voluntad para nosotros y veremos que nada es comparable a caminar en la presencia del Señor.

Juan 14
6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Dios los bendiga